13 jun. 2013

Mi Corazón Misericordioso

Yo les doy un corazón paciente, para que tengan un alma humilde. Yo les doy una vida abnegada, para que después tengan todas las riquezas en el Cielo.

No busquen otro amor tan puro, verdadero y simple como el Amor que Yo tengo por todos ustedes. Los seres de la Tierra aún son humanos y todos pueden errar sin percibirlo, por eso les pido que vuestros ojos encuentren el amor verdadero de Dios en Mi Sacratísimo Corazón de Amor; porque allí no se derramarán vuestras lágrimas, sino que se engrandecerá de gozo vuestro corazón por solo estar Conmigo.

Mi Corazón Misericordioso, todos los días a las tres (18:00 Europa) de la tarde, tiene un infinito espacio esperando a cada esencia de esta Tierra. A partir de Mi Muerte en la Cruz por amor a ustedes y después de Mi Resurrección, Yo guardé para cada ser un especial espacio sagrado dentro de Mi Insondable Corazón de Amor, para que pudieran a través de Mí volver a confiar y amar la Voluntad de Dios.

Solo les pido, a los que se han consagrado fielmente a Mi Consciencia Sacratísima, que sus ojos solo se dirijan en amor hacia Mi Corazón de Paz, porque así vuestro sentimiento carente de amor solo será colmado por Mi Presencia Redentora. Busquen el amor en cada acto de caridad y de bien porque, a partir de ahora, Mis discípulos deberán ser los nuevos recipientes para que Yo pueda derramar Mi Amor por esta ciega humanidad.

Por eso cultiven un amor grandioso por Mi Padre, para que el enemigo no los tiente con falsos amores humanos. Mediante la oración misericordiosa, sacien vuestra falta de amor interior y siéntanse queridos completamente por Mi Gran Corazón de Esposo y Pastor.

Dejen que la esencia del amor de Dios pueda sembrarse en ustedes a través de la simple, pero verdadera oración que día a día me donen. Sobre todas las cosas, preparen vuestros corazones para los tiempos que vendrán; quien quiera saciar su sed de amor, que solo venga a Mí.

Yo Soy confianza, Yo Soy plenitud, Yo Soy paz, Yo les doy la fe que necesitan para todos los días de vuestras vidas. Vivan en Mi Amor y no lo rechacen, como ya lo rechaza el mundo, por vivir en la falsa modernidad del amor. Siempre busquen refugio en Mí.

Bajo el Amor Puro del Padre, sean bienaventurados.
¡Gracias por guardar Mis palabras en el corazón!

  http://www.divinamadre.org