28 mar. 2014

MENSAJE PARA LA APARICIÓN MENSUAL EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, Martes, 25 de marzo de 2014


MENSAJE PARA LA APARICIÓN MENSUAL EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA,
         TRANSMITIDO POR LA INMACULADA CONCEPCIÓN AL VIDENTE FRAY ELÍAS

¡Que la Paz de Cristo esté siempre en vuestros corazones!
¡Al fin las flores de la devoción se abrieron en el interior de todos los que invocaron el Precioso Nombre del Señor en el día de ayer!

¡Alabado sea Nuestro Padre que está en las Alturas!
¡Glorificado sea siempre Su Presencia en el Cielo como en la Tierra!
Que los ángeles siempre eleven las humildes ofertas de amor de todos los hijos de Dios.
Que toda expresión de verdadera devoción entre las sanas criaturas permita concretar los planes del Altísimo.

¡Alabado sea el nombre de Adonai!

¡Bendita sea la presencia de Emmanuel!

¡Aleluya por la existencia de Abba, el Padre Eterno!

Que los Cielos Infinitos se abran y que los rayos de la Misericordia se derramen sobre los impíos e inocentes. Dios es para todas las criaturas, Su presencia amorosa está en todo lo que es vida y evolución.

Que las grandes estrellas de la salvación universal desciendan sobre la Tierra.

Que las puertas del amor y de la cura celestial se abran para todos.

Que los soles despierten al Gran Llamado, porque para el Padre ha llegado la hora de la salvación y del perdón.

¡Glorifiquemos al Dios del Amor!, que todas las almas de buena voluntad pronuncien Su nombre y que la humanidad reciba el poder de Su Gracia. Al igual que el Sagrado Pueblo de Israel, los soldados de la Paz se reúnen para responder en alegría al llamado de Adonai.

¡Santo eres Señor Nuestro!

¡Santo es Tu Nombre por siempre!

¡Que Tu Proyecto Original se cumpla en todos los corazones ahora y siempre!

Amén

Queridos hijos, que esta declaración divina de amor y de devoción despierte en ustedes el entusiasmo y el impulso espiritual e interior de seguir adelante. Recuerden, Mis pequeñitos, ustedes tienen un lugar guardado en el Corazón de Dios.

Por eso, anímense a vivir la transformación acelerada del final de este tiempo; de la misma forma que el mundo gira velozmente, las almas alcanzan el camino de la transfiguración.

Yo estoy entre ustedes siempre, Yo los bendigo. Que en este día de unidad y de alegría ustedes reciban con amor a Mis queridos hijos de la prisión, pues ahora Yo les he abierto la puerta a la Libertad, a la Libertad del corazón y del amor.

Yo amo a los que se rinden a los pies de Cristo, porque Vuestro Rey los liberará.
¡Gracias Figueira, Árbol Sagrado, por responder a Mi llamado!
María, Inmaculada Concepción




MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA,
         TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, NUESTRA SEÑORA DE LA SAGRADA FIGUEIRA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA
Cuando el alma encuentra en su vida el camino de la devoción y de la fe, también encuentra la plenitud de Mi Reino. La devoción abre una a una las puertas que la humanidad cerró y que la une con Dios. La devoción es una de las manifestaciones del alma, que plena de alegría, encuentra en Dios su aliento y su refugio de Paz.
Hijos Míos, déjense impregnar y vencer por la devoción que ingresa en sus vidas. Permitan que esta manifestación de amor sea mayor que las fuerzas terrenas de vergüenza y de miedo, porque Dios contempla las intenciones sinceras de sus corazones y sabe lo que pasa verdaderamente en cada interior.
La devoción es la manifestación del amor del alma y cada alma tiene una preciosa forma de expresarse, cuando está ante Dios. Dejen que sus corazones sean libres en esta expresión de amor y así permitan que una locura santa ingrese en sus vidas y los impulse a realizar grandes entregas del propio interior, actos sinceros de servicio al prójimo y de servicio abnegado hacia sus pequeños hermanos del reino de la naturaleza.
Mis amados, la devoción que comienzan a sentir en sus corazones abrirá la puerta para que Dios construya en sus almas una fortaleza inquebrantable de fe y de valentía. A través de la devoción encontrarán estados de pureza que están escondidos en el propio mundo interior y esto que es puro y que se guarda en sus esencias, les revela al corazón lo que son en realidad y, de esta forma, fortalecidos por la verdad, nada podrá detenerlos en la senda del espíritu. Por más que se crucen con duras pruebas y fuertes enemigos, la fe en verdad será siempre más poderosa y pulsará con el ritmo del corazón que ya confía plenamente en Dios.
Hijos Míos, ¿comprenden entonces Mis planes de Paz?
Mis soldados descubren en la total devoción, el ingreso en la grandiosa fortaleza del espíritu. Mi Plan se manifiesta silenciosamente en la vida de los seres. A los que se abren para vivir con intensidad aquello que les fue dado vivir, la transformación les llegará sin que se den cuenta. Esta, hijos Míos, es la actuación grandiosa del amor universal.
Como Madre y Señora de esta sagrada Figueira, les digo que Mis planes comienzan a manifestarse en el interior de Mis pequeños soldados, porque el Centro Mariano que es la expresión de Mi Amor por los seres de la Tierra, comienza ahora a fundirse espiritualmente con las esencias de los que caminan Conmigo.
Si caminan con confianza hacia Mi Corazón, respondiendo una a una de las indicaciones Celestiales, comprenderán como trabaja ocultamente Nuestro Señor en sus almas y a través de ustedes en todas las almas del mundo.
En este día les agradezco, hijos queridos, por abrirme realmente las puertas del corazón y permitir que muchos males sean liberados de sus vidas y también del mundo entero.
Hoy les pido que con más fervor Me acompañen, porque Mi Corazón, unido a los Reinos de Amor que pulsan en este planeta, liberará un grande mal del mundo y aliviará el sufrimiento de muchas almas.
Sepan hoy, que en esta colina, existe un gran canal de liberación planetaria, el que deben sustentar a través de la oración verdadera y de amor incondicional de sus corazones, para que más allá de Mi presencia directa en este lugar, el mundo siga siendo liberado de todos los males, porque es infinita la necesidad de liberación de esta Tierra.
Cuento entonces con sus corazones para que sean la prolongación viva de Mi Inmaculado Corazón en este mundo.
Yo los amo profundamente, los bendigo y les agradezco por responder cada día más a Mi Llamado.
María, Madre y Señora de la Sacratísima Figueira