16 mar. 2015

Kadosh, Kadosh, Kadosh

Kadosh, Kadosh, Kadosh
Adonai elohim Tzebaiot

Encontré esta preciosa oración  a través de un discípulo de Triguerinho. No imaginaba que esta oración abriría mi conciencia a la presencia de los Ángeles en mi vida.

Después de recitarla un tiempo, visualizaba durante la oración a multitud de ángeles adorando a Dios como muchos niveles y universos celestiales concéntricos y me encontraba entre ellos adorándole. Para mi estas visiones son de sublime belleza.

Antes de escribirlo no le he contado esto nadie pero para mi recitar esta oración me ha ayudado a pasar no pocas noches, su protección y ayuda se presentan de forma que las dudas desaparecen, la claridad y la luz amorosa descienden del cielo envolviendome y curandome.

Cuando he dicho que me encuentro entre ellos orando al creador es tal como lo visualizo. Legiones de ángeles en número incontable alabando a Dios en medio de una luz anaranjada-salmon y destellos dorados. 

Después de encontrarla y practicarla puedo decir que es una oración celestial.

Para vivirlo totalmente hay que platicarlo con fe y confianza, sobre todo en aquello aquellos momentos difíciles en que el ser que busca Dios se encuentra, cuando camina por la vida.

Ven, te propongo que la practiques es una oración que te iluminara cuidará y protegerá. Una bendición, una llamada a la protección angelica.Cuando la recites siente la humilde reverencia hacia creador, que los mismos ángeles manifiestan muchas veces por los seres humanos.

Sepahriel