7 mar. 2011

¿Estamos preparados ante una tormenta solar?

El pasado día de San Valentin, una gran erupción solar, la mayor detectada en los últimos cinco años, envió hacia la Tierra un enorme torrente de partículas de plasma cargadas a una velocidad de 900 km. por segundo. La erupción fue de la clase X, la más poderosa de la que es capaz el Sol, produjo espectaculares auroras y desestabilizó algunos sistemas de comunicaciones, pero sus efectos se limitaron casi exclusivamente a latitudes muy al norte de nuestro planeta.
"Se podría pensar - afirmó Luntama- que esta vez estábamos bien protegidos. Pero resulta que los campos magnéticos estaban alineados en paralelo, por eso no pasó demasiado. Si no hubiera sido así, las cosas habrían sido muy diferentes".

Una tormenta solar lo suficientemente fuerte, en efecto, podría desestabilizar, incluso de forma catastrófica, una buena parte de nuestra tecnología.

Ante la actual imposibilidad de prevenir una tormenta solar capaz de provocar la catástrofe, los gobiernos del mundo deberían elaborar estrategias de cooperación que les permitieran compartir toda su información vital, anticipándose así a los daños locales que esa tormenta podría provocar.

Por desgracia, y a pesar del despliegue actual de medios, seguimos sin saber cuándo esa tormenta devastadora podría llegar a producirse.

"Actualmente -afirmó por su parte Juha-Pekka Luntama, de la Agencia Espacial Europea- no podemos decir si habrá una gran tormenta en los próximos seis meses, pero sí podemos decir que se dan todas las condiciones para que esa tormenta se produzca".


¿Falta de previsión política o desinformación?

No parece que los gobiernos ni los organismos de protección civil esten lo suficientemente informados para prepararse ante eventos de esta magnitud.

Muchos politicos deconocen las consecuencias de una actividad solar de estas caracteristicas produciría en los lugares donde desarrollan su actividad. La población esta desinformada, sin planes de emergencia para este tipo de eventos. Y los que tienen la información muchas veces no la transmiten con valentía, evitando con ello la preparación de los planes de emergencia necesarios.

Previsión del Congreso de EEUU

El congreso de EEUU ha aprobado dos leyes, una en el 2010 (H.R. 5026) y otra en febrero de 2011 (HR 668 112th CONGRESS 1st Session H. R. 668) y la han dotado con 100 mill. de $ para proteger sus sistemas electricos. Cita a los pulsos electromagnéticos de las tormentas geomagnéticas o solares como la gran amenaza para la red de distribución de energía, paralizandola durante años, causando miles de millones en daños.

Las ponencias de algunos congresistas ponen de relieve la diferencia entre algunos politicos de este pais y muchos otros donde ni siquiera se debate un tema como este.

Incredulidad social

Ante el torrente de información cientifíca y periodistica, muchos no se hacen conscientes de la necesidad de prepararse. Hablo con familia, amigos y conocidos, unos con preparación y otros sin ella, la mayor parte se asusta y rechazan la posibilidad de que situaciones como estas puedan ocurrir en un mundo tan preparado como este,
¿a que esperamos?.