11 jun. 2011

Los riesgos de tormenta solar inquietan a Obama y Cameron

Ambos gobiernos continúan desarrollando distintas iniciativas y protocolos para la prevención de su población civil

Los Gobiernos de EEUU y Reino Unido anunciaron el pasado jueves la intensificación de su cooperación para prevenir un posible evento solar severo con repercusiones para nuestra tecnología e infraestructuras, como el que en marzo 1989 dejó sin electricidad a 6 millones de personas en Quebec, según informa el Observatorio del Clima Espacial de la Asociación Española de Protección Civil para los Eventos Climáticos Severos .
Ambos gobiernos continúan desarrollando así sus distintas iniciativas y protocolos tanto en el plano interno como el internacional para la prevención de su población civil respecto de los efectos de un posible evento severo del clima espacial que pudiera golpearla. En EEUU será también votada en el Congreso de los EEUU la nueva 'ley escudo', dirigida a prevenir tales efectos, mientras en el Reino Unido va a proceder a ser incluido en el National Risk Register como una amenaza a la población civil y a la seguridad nacional.
De hecho, según reconoce expresamente la Met Office del Gobierno británico el objetivo de ambos Gobiernos con este nuevo marco de colaboración atlántica intensificada consistiría en la puesta en marcha conjunta de todo un nuevo “ambicioso programa” para “crear el primer modelo en el mundo capaz de pronosticar con toda precisión “dónde, cuando, y por cuánto tiempo pueden llegar a producirse tales efectos del clima espacial sobre la tierra”, pasando a reconocerse asimismo el clima espacial como “una de las seis” materias prioritarias de colaboración entre ambos países, como el propio Gabinete Ministerial ha reconocido en un adicional comunicado oficial.
El acuerdo de cooperación incluiría además la creación de un nuevo Observatorio integrado para la predicción del Clima Espacial que estaría formado conjuntamente por parte del aludido servicio Nacional Meteorológico británico y su equivalente americana, la no menos prestigiosa NOAA, que unirían así sus recursos con la finalidad de complementar y coordinar toda información relevante y urgente sobre el clima espacial habitualmente dispersa.
Tan sólo unos días antes de dicho anuncio oficial la Asociación Española de Protección Civil para los Eventos Climáticos Severos manifestaba a Europa Press su preocupación al constatar los importantes esfuerzos y medidas públicas y concretas que están siendo adoptados por distintas potencias, incluidas China, Francia y Alemania, con la finalidad de prevenir dicho riesgo, y la paralela ausencia de medidas preventivas concretas en España ante los riesgos naturales del clima espacial. Riesgos que, como cualquiera puede constatar, por no ser reconocidos en nuestro país ni tan siquiera resultan recogidos con normalidad, como un riesgo más, en los catálogos de riesgos naturales de las webs oficiales, ni se provee tampoco ninguna recomendación ni información oficial a la población civil a través de las mismas, como sí se hace, en cambio, con normalidad, con otros riesgos naturales de distinto tipo.

Asociación Española de Protección Civil para los Eventos Climáticos Severos


| Actualizado 09 Junio 2011 - 21:05 h.