3 abr. 2012

Venus se acerca a Las Pleyades

Esta semana, Venus, el segundo planeta desde el sol pasará directamente frente al cúmulo de las Pléyades. Se trata de una conjunción rara, que es fácil encontrar a simple vista, pero se aprecia mejor a través de unos binoculares o un telescopio pequeño.


La acción comienza la noche del lunes, 02 de abril, cuando Venus entra en las afueras del cúmulo en forma de asterismo. La mejor noche para mirar es el martes, 3 de abril, cuando el brillante planeta se desliza justo al sur.
Venus sale el miércoles, 4 de abril y pasa a través de las Pléyades, de esta manera una vez cada 8 años.



Venus, las Pléyades (mapa del cielo, 200px)



Las Pléyades son elusivas. Rara vez puedes encontrarlas a propósito.Venus es exactamente lo contrario. Deslumbrante, lo suficientemente brillante como para generar tenues sombras.

Durante el evento astronómico, Venus se encontrará a 97.56 millones de kilómetros de nuestro planeta. Su tamaño equivaldrá al de una moneda de un euro, su intenso brillo, se debe a que su atmosfera refleja gran parte de la luz que recibe del Sol.

Las Pléyades se encuentran bastante más lejos, a 440 años luz de distancia, y su tamaño en el cielo equivale al de tres lunas llenas. En total, el cúmulo está formado por unas 500 estrellas, aunque a simple vista sólo se ven ocho.


Venus se acerca a las Pléyades el 31 de marzo, fotografiada por el profesor de astronomía Jimmy Westlake de Stagecoach, Colorado.

Se formaron hace apenas unos 100 millones de años aproximadamente, durante la era Mesozoica en la Tierra, a partir del colapso de una nube de gas interestelar. Mitológicamente representan la familia del titán Atlas y la ninfa marina Pleione, siendo el resto de estrellas visibles a simple vista algunas de sus hijas: Alcyone, Electra,Maia, Merope, Taygeta y Celaeno. Los miembros más grandes y brillantes son de color azul-blanco y alrededor de cinco veces más grande que nuestro propio sol.


Debido a su distancia, unos 400 años luz de distancia, las Pléyades se encuentran cerca del límite de visibilidad del ojo desnudo. Cuando Venus se una a ellos, el conjunto se verá como si una supernova explotase dentro del cúmulo.
Las espesas nubes de Venus reflejan la luz solar, tanto que el planeta eclipsa a todas las cosas en el cielo nocturno a excepción de la Luna. Sin embargo, las Pléyades no parecen insignificantes en comparación, sólo delicadas y hermosas.

Mira al oeste justo después del atardecer, y ver por ti mismo.